lunes, 15 de julio de 2013

El código Da Vinci

Título: The Da Vinci code

Título traducido: El código Da Vinci

Autor: Dan Brown

Páginas:  560

Publicación: 29 de junio de 2003

Idioma: Inglés

Editorial: Umbriel editores

ISBN: 84-95618-60-5


SINOPSIS


¿Qué misterio se oculta detrás de la sonrisa de Mona Lisa? Durante siglos, la Iglesia ha conseguido mantener oculta la verdad... hasta ahora Antes de morir asesinado, Jacques Saunière, el último Gran Maestre de una sociedad secreta que se remonta a la fundación de los Templarios, transmite a su nieta Sophie una misteriosa clave. Saunière y sus predecesores, entre los que se encontraban hombres como Isaac Newton o Leonardo Da Vinci, han conservado durante siglos un conocimiento que puede cambiar completamente la historia de la humanidad. Ahora Sophie, con la ayuda del experto en simbología Robert Langdon, comienza la búsqueda de ese secreto, en una trepidante carrera que les lleva de una clave a otra, descifrando mensajes ocultos en los más famosos cuadros del pintor y en las paredes de antiguas catedrales. Un rompecabezas que deberán resolver pronto, ya que no están solos en el juego: una poderosa e influyente organización católica está dispuesta a emplear todos los medios para evitar que el secreto salga a la luz. Un apasionante juego de claves escondidas, sorprendentes revelaciones, acertijos ingeniosos, verdades, mentiras, realidades históricas, mitos, símbolos, ritos, misterios y suposiciones en una trama llena de giros inesperados, narrada con un ritmo imparable que conduce al lector hasta el secreto más celosamente guardado del inicio de nuestra era.

RESEÑA

Lo primero a tener en cuenta a la hora de leer este libro es que no es un libro fácil de leer. Tiene una gran cantidad de descripciones artísticas y sobre todo hay que pensar muy bien que no todo lo que se cuenta son datos reales. Yo personalmente solo lo recomiendo para personas con una visión amplia y poco conservadora sobre la religión, que sepa apreciar no solo todo lo malo si no también lo bueno que hace la iglesia católica, viendo que no es siempre ni una cosa ni otra. 

El código da Vinci no es para nada un libro anti-católico como parecía en un principio, lo contrario más bien, habla de la iglesia sin apoyarla ni condenarla simplemente dando una visión valorativa de la historia de esta y de su función actual que puede resultar poco apropiada para creyentes ciegos del dogma católico.

Fuera del tema religioso, el libro nos muestras unos profundos conocimientos de arte, historia, ritos y creencias paganas al mismo tiempo que nos muestra cuales son el verdadero origen de muchas de las tradiciones que hoy en día aun conservamos, solo que con otro significado. 
La trama del libro esta limpia e impecablemente entre tejida sin dejar ni un solo cabo suelto y manteniendo el misterio prácticamente hasta el final del libro. Dan Brown va dosificando con cuentagotas la información en cada capitulo, haciendo muchas menciones sobre sucesos y hechos que han ocurrido antes del tiempo tratado y que repercuten fuertemente en los acontecimientos pero nos deja con las ganas de saber en que consisten esos hechos hasta paginas después manteniéndonos así pegado a la hojas para averiguar los secretos que guardan cada personajes. 

Un efecto secundario es la visión que se te queda de muchas obras a las que nombra. Obras de arte que conocemos de toda la vida y siempre hemos visto e interpretado de una forma predeterminada, pasan a tener nuevos significados e interpretaciones. Cuando terminas el libro y vuelves a ver esos cuadros que has visto toda la vida te das cuenta de muchísimos detalles que hasta entonces habías pasado por alto y que Brown consigue que percibamos a través de sus palabras. No es para nada ficción ninguna de las descripciones que hace sobre las distintas pinturas que menciona y no podemos más que sorprendernos y alabar su capacidad para haber visto aquello que tanta gente pasa por algo. 
Sin duda sus palabras están escritas para hacernos pensar solo que nos las transmite pegándonos a una trama de misterios, intrigas, crímenes y sociedades secretas en las que el profesor de simbología Robert Langdon se ve envuelto junto a la criptóloga de la policía francesa Sophie Neuveu.

Tras hallar el cuerpo sin vida del conservador del Louvre dentro del museo, la policía francesa marca a Robert Langdon como su principal sospechoso después de que la víctima hubiera escrito su nombre junto a distintos códigos y símbolos que Langdon se ve obligado a resolver para demostrar su inocencia mientras, ayudado por Sophie, huye de la policía siguiendo un camino de pistas y adivinanzas que ambos deben resolver como si se tratara de una búsqueda del tesoro. 

Sophie, quien compartía unos fuertes lazos con el conservador, ayuda a Langdon en todo momento con las difíciles pruebas que en su final los llevará hasta el secreto mejor guardado de la historia, el lugar donde se encuentra en Santo Grial, que deja de ser ese cáliz que todo nos imaginamos para convertirse en lo que sin duda podría ser la bomba que destruyera por completo a la iglesia católica. 

Y precisamente eliminar esa bomba es lo que buscan Silas y el Obispo Aringosa, miembros del Opus Dei, quienes ayudados por un misterioso personaje llamado El Maestro, persiguen al mismo tiempo que la policía los pasos de Sophie y Robert.

Durante todo el libro no dejan de suceder cosas que en ningún momento te veías venir, sobretodo el final es de lo más inesperado que he leído nunca, la única pega que le pongo a este libro es que se disfrutaría más con unos conocimientos más profundos de algunas partes sobre símbolos, historia y criptografía que se le escapan a cualquier persona, a pesar de ello Dan Brown consigue explicárnoslo lo mejor posible para que no perdamos el hilo del argumento.

MI PUNTUACIÓN
3'75/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada