martes, 16 de febrero de 2016

Reseña: Elric de Melniboné - Michael Moorcock

cronicas de elric el emperador albino (i): elric de melnibone-michael moorcock-9788435018456Titulo: Elric de Melniboné

Autor: Michael Moorcock

Editorial: Edhasa

Saga: Crónicas de Elric el emperador albino (I)

Paginas: 288

ISBN: 9788435018456





Ésta es la historia de Elric antes de que fuera llamado Matador de Mujeres, antes del colapso final de Melniboné. Ésta es la historia de la rivalidad con su primo Yyrkoon y del gran amor por su prima Cymoril, antes de que esta rivalidad y ese amor provocaran el incendio de Ymrryr, la Ciudad de Ensueño, saqueada por las hordas de los Reinos Jóvenes... Y ésta es la historia de las dos espadas negras, la Tormentosa y la Enlutada.
Elric de Melniboné es la primera novela del ciclo dedicado por Moorcock a este personaje, el que mayor resonancia ha alcanzado entre el público de todo el mundo de entre las diferentes encarnaciones del Campeón Eterno, figura sobre quien cae todo el peso y la trágica responsabilidad de la lucha entre el Caos y el Orden en cada uno de los planos del Multiverso, la genial creación del autor.



Ha sido el mayor faceplam que he leído hasta ahora. Últimamente había escuchado hablar de esta historia bastante tanto en las clases de narrativa como en la presentación de Neimhaim. Parecía que Elric era un clásico de la fantasía de los 80 y cuando Khardan propuso que la leyéramos en el grupo que tenemos de lectura conjunta acepté sin dudarlo. 

Y *faceplam*

Esta lectura la verdad es que ha tenido dos grandes peculiaridades: la primera que la fui leyendo a la vez que Medio rey y la segunda que es un libro de otra generación. 

La primera tiene una clara consecuencia. Estoy segura no, lo siguiente de que Abercrombie se ha leído Elric unas cuantas veces. No voy a decir en qué cosas exactamente pero los dos libros durante las primeras 100 páginas más o menos, son idénticos. Iguales. Llegué a no enterarme cual de los dos reyes era el albino y cual el tullido porque sus historias eran taaaaan parecidas que es flipante que no lo hayan dicho en ninguna de las reseñas que me he leído. Luego [por fin] la cosa cambia, aunque aún me tengo que acabar Medio Rey, 

Elric es el rey de la isla del Dragón, un príncipe del Dragón de una isla llena de cuevas con dragones... no os hacéis una idea de lo que me emocioné cuando leí que había dragones. Estaba deseando verlos en acción y esperé, esperé, esperé... Y NI UN DRAGÓN EN TODA LA HISTORIA. NI UNO. A Loy y a mi esto nos ha dolido especialmente.

Y luego... bueno, es una historia muy simple, muy típica y que solo sorprende para que te den ganas de darle una torta a Elric para que espabile porque el final es un WTF?! tan grande que hace hasta gracia. Ha sido una lectura muy ligera y ni maravillosa ni horrible, un libro para echar el rato.

De los personajes no hay mucho que decir, son todos bastante planos, hay alguno metido con calzador para salvar la situación y luego se esfuma porque realmente no tiene otra utilidad. La única que me ha convencido del todo es Cymoril porque la verdad es que es la única que parece tener dos dedos de frente.

Sinceramente, después de leerlo y recordar lo que me habían contado de este libro no sé si es que solo me he leído el primero o que en su tiempo no había otra cosa y por eso las personas que me hablaron de él me dieron ganas de leerlo.

Es difícil puntuarlo, había pensado en darle un 2'5 sobre 5 porque es un aprobado y es lo que tiene este libro pero recuerdo que a Aura le di un dos cuando siendo un libro que me cabreó bastante. No me parece un trato justo para este porque no esta mal narrado, ni me ha resultado molesto o tedioso de leer. Es bastante entretenido, fácil y ligero el problema es que no pasa nada que no te esperes. Es para leerlo disfrutando de la narración no de las sorpresas. 

MI PUNTUACIÓN. 
3/5




1 comentario:

  1. Tengo pendiente a Abercrombie, pero Elric tampoco me sorprendió tanto, a pesar de que es considerado un clásico, pero de la espada y brujería. Es ya una obra bastante obsoleta, en su tiempo sorprendió porque Elric era la antítesis de Conan el Bárbaro, pero Moorcock se pasa con el intento de hacer algo trágico tipo Shakespeare, pues que se queda en el intento. Como dices, no está mal escrito, se lee en una sentada, pero no se queda en la memoria.

    Me gustó tu blog, ya te sigo, soy fan de fantasía y me encanta encontrar otros lectores del género. Saludos!

    ResponderEliminar