miércoles, 13 de abril de 2016

El respeto al lector

Desde siempre he creído que cualquier puede escribir una novela. Creo que con trabajo, esfuerzo y tiempo todos podemos ser escritores. Tal vez algunos tengamos que trabajar más que otros, pero al final escribir escribiremos aunque no publiquemos. Desde siempre he creído que al escritor solo le hace falta algo básico antes de empezar a escribir: respeto.

Cada uno a título personal puede tener sus propias creencias, puede pensar lo que quiera, pero cuando uno se dirige a un público antes que nada debe ser respetuoso. No todo el mundo tiene las mismas condiciones de vida, no todos vivimos lo mismo ni podemos afrontar las mismas situaciones de la misma manera. A algunos nos afectarán más algunas cosas que a otros a lo mejor le dan igual, pero por esto mismo antes que nada hay que ser respetuoso con todos.

No quiero que se me tache de hatear y de arremeter contra nadie, pero creo que todos sabemos de lo que estoy hablando cuando digo que tratar ciertos temas que se están tratando hoy en día en la literatura juvenil de este país se está volviendo una mala costumbre. Victimizar sin tener ni idea, hablar de cosas que se desconocen y aprobar ciertos comportamientos es lo que no se puede hacer. Hay personas que realmente lo pasan mal con algunos de esos temas y se está banalizando esas situaciones, haciéndolas ver como algo normal e incluso “romántico” y NO LO ES. No es normal sentirse marginado, no es normal ser maltratado, ni tener que soportar a una persona nociva porque el pobre “lo pasó mal pero en el fondo merece la pena” NO LA MERECE. No hay que aguantar a nadie que nos insulte, que se burle de nosotros o que nos trate mal todo porque se comporte así con todo el mundo porque tiene un mal pasado. Eso se llama persona tóxica y hay que saber alejarse de ellas.
Me parece que la forma en la que se están tratando estas cosas es una falta de respeto para las autenticas victimas. Para las personas que lo pasan mal fuera de los libros y que de repente se encuentran  con esto.

Saliéndonos de esto y de los libros que tratan temas más delicados, hay un respeto básico que debe tener todo escritor y toda editorial: el resto a sus lectores. Lo tiene que tener por el simple hecho de que son los que van a comprar el producto y gracias a los que están donde están. No quiero decir con esto que se pueda permitir cualquier comportamiento del lector o que el escritor tenga que aceptar cualquier cosa que venga de ellos. No. Me refiero al respeto que debe tenerse a la hora de escribir y publicar.

Cuando todos nosotros compramos un libro esperamos un mínimo de calidad: buena ortografía y gramática. Oraciones y párrafos con sentido, no escritos como si fueran un telegrama. Personajes creíbles, por lo menos los principales. Tramas construidas y trabajadas, con cierta intriga y que no sean excesivamente tópicas o predecibles. Un mínimo de documentación en ciertos temas. Diálogos trabajados si se incluyen. Situaciones creíbles dentro de la lógica de la historia. Situaciones descritas de formas que se entiendan. Esperamos estar pagando por un libro, por literatura, no por un texto sin sentido, mal escrito y poco profundizado. Vender esto ¿Sabéis que es lo que es? Reírse del lector y eso es lo que yo siento que está pasando mucho últimamente.

¿Y sabéis donde está pasando sobre todo? En la literatura juvenil ¿Y sabéis qué? Que me da verdadera PENA. Así de claro, no es justo. No es justo que cuando por fin creía que había buenos autores de literatura juvenil en España, que incluso había buenas oportunidades para que los jóvenes publicásemos y se demostrara que lo nuestro también se llama literatura y no mierda, vengan a vendernos estas cosas a las que primero les falta trabajo y segundo respeto. Porque están tratando al lector por tonto, porque se traga cualquier cosa, porque no necesita un mínimo de calidad para disfrutar y comprar un libro, y eso no es cierto.


Por eso creo que era necesario hacer esta entrada, por que seremos frikis, los viviremos, nos encantara hablar de ello, leer a todas horas y lo haremos con orgullo, pero no somos tontos y no nos vale cualquier cosa. Y esto va tanto para los escritores como para las editoriales que piensan que van a hacer un negociazo y lo que están es evidenciando una falta de principios preocupante.


Esto, por supuesto, es mi opinión. Al que le guste bien y al que no que puede pronunciarse, siempre con respeto. ¿Qué pensáis de todo esto?

martes, 12 de abril de 2016

Reseña: Un cuento oscuro - Naomi Novik

un cuento oscuro-naomi novik-9788408151487Titulo: Un cuento oscuro

Autor: Naomi Novik

Editorial: Planeta

Paginas: 688

ISBN: 9788408151487

Precio: 19,50€



Agnieszka tiene un don: es capaz de romper, manchar o perder cualquier cosa que lleve puesta en cuestión de segundos. Vive en el valle con su familia y es feliz en su pequeño y asilvestrado hogar. Pero la maligna y retorcida presencia del Bosque se cierne desde hace años sobre todos ellos. Para protegerse, el pueblo confía en el poder de un misterioso mago conocido como el Dragón, el único capaz de controlar con su magia el poder del Bosque. A cambio de protección, pide una sola cosa: cada diez años podrá escoger a una chica y se la llevará a su torre, un destino casi tan terrible como caer presa del Bosque.
El día de la elección se acerca y Agnieszka tiene miedo. Sabe—de hecho todo el mundo sabe—que el Dragón escogerá a Kasia, la más bonita, la más valiente de todas las aspirantes. Y, también, la mejor amiga de Agnieszka. Pero cuando el Dragón llega, para sorpresa de todos, no es a Kasia a quien señala…
Un bosque corrupto.
Un mago poderoso y solitario.
Una joven cuyo poder lo cambiará todo…



Este libro ha sido toda una sorpresa para mi. Leí el primer capítulo cuando Planeta lo puso en su web y, sinceramente, me llamaba mas la sinopsis que el capitulo. Al final le si una oportunidad: me lo he leído literalmente en dos días. Me ha enganchado tan tontamente que me ha encantado. 

Creo que la sinopsis deja bastante claro lo que ocurre el día de la elección: Kasia no es la elegida por el Dragón. Se lleva a Agnieszka. A partir de ahí nuestra protagonista (esto es más fácil que escribir su nombre xD) queda confinada en la torre con la única y desagradable compañía del Dragón, un poderoso y solitario mago. Tengo que reconocerlo, el Dragón es uno de los elementos que me han enganchado del libro, quería saber más y más sobre él y luego sus escenas con Agnieszka son tan geniales. Son personas opuestas totalmente: donde él es rectitud y perfección ella es un pequeño desastre improvisador. Esto queda claramente reflejado en la otra cosa que me enganchó al principio: la magia de este mundo. Es raro de explicar pero al mismo tiempo es igual a toda la magia de la fantasía y distinta. Son hechizos y palabras en otro idioma, cada hechizo es para una cosa, pero es la forma de entonarlos y las variaciones en ellos lo que los hace funcionar de una forma u otra. 

Por otro lado tenemos el Bosque. El Bosque es ese lugar horrible donde nadie debe acercarse y del que salen todas las cosas malas del mundo. Es el antagonista de la novela y prácticamente un personaje en toda regla. 

Realmente, si esperáis intrigas, personajes profundos y tramas complicadas este no es vuestro libro. Ahora bien, si lo que queréis es entretenimiento, disfrutar del paso de las acciones y simplemente despejaros con un buen libro, aquí lo tenéis. Tiene esa cosa que engancha, que te hace querer saber qué pasa después a pesar de que sea la típica historia de fantasía donde [Spoiler] una chica que se creía simplona resulta ser una poderosa bruja que va a salvar el reino. [/Spoiler] No tiene grandes mensajes, ni escenones pero cumple la función para la que ha sido creado: entretener. 

Tal vez lo único que me falta por comentar es la historia de amor. Aquí reside otro fuerte del libro. ES EL PUÑETERO SHIP MÁS FRUSTRANTE DE LA LITERATURA. O sea, me he pasado gritando "PERO OS QUEREIS LIAR YA" lo más grande. Y me ha encantado. Hay mucha química entre los personajes. También la protagonista mantiene mucha química con Kasia, su mejor amiga, que yo no descartaría que fuera algo más. 

Un detalle que me ha parecido muy gracioso es la torpeza tan exagerada de Agnieszka. No sé si era la intención de la autora, pero yo lo veo como una buena crítica a esta moda de las protagonistas femeninas torpes. Es torpe no en el sentido de: me levanto y tropiezo con mi pie, no. Es torpe en el sentido de: me levanto, tropiezo con mi pie, tiro algún frasco con contenido desconocido y me cargo media torre. No es que esto pase así, pero es un ejemplo para dejar clara que es una torpeza exagerada y muy divertida la mayor parte del tiempo. 

En resumen: es un libro que yo he disfrutado, del que me he enganchado y enamorado a pesar de los tópicos. 

MI PUNTUACIÓN
3'5/5